El poder de la sonrisa

sonríe

El poder de la sonrisa

La sonrisa es algo que siempre nos puede acompañar.

Sonríe…


La sonrisa es el pilar básico en el que sustenta la filosofía “Smiling care” que estamos implantando en nuestra residencia. Como dijo el escritor Max Eastman La sonrisa es una bienvenida universal”.


¿Alguna vez os habéis preguntado cuándo empezamos a sonreír?

Gracias a las nuevas tecnologías, en las ecografías en cuatro dimensiones se puede observar como los bebés a partir del 6º mes de gestación ya sonríe. Nada más nacer la sonrisa permanece pero suele aparecer cuando el bebé duerme. Incluso los bebés ciegos sonríen ante el sonido de la voz humana. La sonrisa es innata a nivel evolutivo, nadie nos enseña a sonreír.

Del mismo modo, el poder de una sonrisa se comprende de forma universal. Paul Ekman, psicólogo e investigador de las expresiones faciales más reconocido del mundo, llevó a cabo un estudio en la “Tribu Fore” de Papúa (Nueva Guinea), esta tribu está completamente desconectada del mundo, de hecho es conocida por sus rituales de canibalismo. No podemos encontrar un mejor ejemplo de que la sonrisa significa lo mismo en cualquier rincón del mundo, ya que sus habitantes sonríen por los mismos motivos que lo hacemos tu y yo.

¿Qué nos motiva a esbozar una sonrisa?

Sonreímos para expresar alegría, felicidad y satisfacción. La sonrisa auténtica siempre está relacionada con emociones que nos hacen sentir bien.

Sonreír tiene múltiples beneficios tanto para uno mismo como para los demás, la próxima semana os contaré los beneficios que tiene sonreír y os daré varios motivos por los que merece la pena sonreír un poco más cada día.

Como adelanto sólo os diré que la sonrisa estimula el sistema de recompensa de nuestro cerebro de formas que ni siquiera el chocolate –un inductor de placer muy conocido- puede igualar. Investigadores británicos en 2005 hallaron que una sonrisa auténtica puede generar el mismo nivel de estimulación cerebral que comer 2.000 tabletas de chocolate o recibir 12.000 euros en efectivo.

Si a esto le añadimos el inmenso poder que tiene la sonrisa en los demás, ya tenemos varios motivos por los que hacerlo un poco más cada día.

¿Eres consciente del gran poder que tiene tu sonrisa?

Sonríe siempre. No te olvides.

Te dejo este vídeo para que lo descubras.

 

Artículos relacionados:


Ana Herrero Fidalgo

Departamento de Psicología


Tags:
No Comments

Post A Comment