Normas para la protección de los datos personales

Normas de protección de datos personales - LOPD

Normas para la protección de los datos personales


Vivimos, nos relacionamos y compartimos en una sociedad de la información, por lo tanto es cada vez más necesario tomar conciencia del tratamiento que damos a los datos personales. Dentro del ámbito jurídico español, este asunto, queda reflejado en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

El primer artículo de la LOPD señala:

«La presente Ley Orgánica tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar«.

Este tema tiene mucha importancia en el sector sociosanitario, proteger la información personal constituye parte esencial de los cuidados que damos a nuestros residentes. A continuación exponemos algunas de las normas adoptadas por los responsables de seguridad de datos de la residencia para garantizar la máxima protección de la información personal.

  1.  Mesas limpias: Al finalizar la jornada laboral, guarda todos los documentos con los que hayas estado trabajando en cajones o armarios.
  2. Destrucción segura: El papel que contenga documentación confidencial una vez que no sea necesario, sea destruido, preferentemente mediante el uso de destructoras de papel.
  3.  Oficina sin papel:  Reduce la información en soporte papel que manejas. Escanea y destruye todo aquello de lo que no vayas a necesitar el original.
  4. Trabajo fuera de la oficina: Evitar sacar documentos o informes confidenciales de la oficina. Cada vez que lo haces, lo expones a riesgos como la pérdida o el robo.
  5. Impresiones seguras: Imprime datos o documentos que tengas en formato electrónico solo cuando sea estrictamente necesario.
  6.  Documentos abandonados: Revisa periódicamente las bandejas de entrada y salida del fax y de las impresoras compartidas para evitar que se acumulen documentos abandonados a los que puede acceder cualquiera.
  7.  Reutilización de papel: Es una mala práctica reutilizar la cara en blanco de informes y documentos como borrador. A veces se escriben mensajes por detrás que podrían contener información confidencial.
  8.  Archivo adecuado:  Recuerda que la información sensible debe permanecer bajo llave y es de acceso restringido.
  9. Acceso en soporte papel: El responsable de seguridad de la empresa se asegurará que únicamente las personas autorizadas, puedan acceder a los fichero en soporte papel.

Formación impartida por Neftalí López-Hazas (trabajadora social)

Redacción y edición: Lizette Ramírez Domínguez

 


No Comments

Post A Comment