Implantación de las Instrucciones Previas


“Cómo abordar casos de conflicto ético en el ámbito sociosanitario” este fue el tema central de la III Jornadas del Comité de Ética Asistencial San Camilo que tuvo lugar el pasado martes 12 de mayo. Nuestra residencia participó con la ponencia-coloquio: “Experiencia en la implantación de las Instrucciones Previas, informe original de Neftalí López-Hazas, trabajadora social de la residencia y expuesto por José Antonio García, subdirector del centro.



Durante la presentación partimos de la necesidad de anticiparnos y actuar de manera proactiva en la asistencia sociosanitara de personas mayores, reconociendo la brevedad de la vida y la vulnerabilidad del ser humano. Es aquí donde cobra sentido, las Instrucciones Previas formando parte de esta planificación en los cuidados.

 

Como recoge el artículo 11 de la Ley de Autonomía del paciente, 41/2002 de 19 de noviembre:

 

Las instrucciones previas son un documento mediante el cual una persona mayor de edad, capaz y libre, manifiesta anticipadamente su voluntad, con objeto de que esta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de los órganos del mismo.

 

A pesar de la normativa existente, en nuestro contexto está fuertemente arraigado un modelo paternalista por lo que continúan teniendo un importante peso las deliberaciones adoptadas por el personal sanitario frente a las preferencias y los valores del individuo.

 

Las consideraciones anteriores suscitan dilemas bioéticos y generan preguntas. ¿Cómo debería informarse a las personas mayores en residencias? ¿Es capaz el ser humano de proyectarse asimismo en una situación de incapacidad desde un presente sano?

 Es un reto muy delicado el poder y deber informar sobre el qué, el para qué y el cómo de las Instrucciones Previas y orientar a quienes estén interesados en realizarlas y, sobre todo, acompañarles en el proceso de aceptación de una posible y futura pérdida de capacidad y competencia.

LEER MÁS:


Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone