Cómo prevenir caídas en ancianos

Prevenir las consecuencias de las caídas.

 

Las caídas suponen un fuerte impacto en la salud de las personas mayores. Consideradas como uno de los grandes síndromes geriátricos, y dada su asociación a indicadores de morbi-mortalidad, prevenir caídas se ha convertido en un objetivo prioritario para nuestro centro, abordando el mismo desde diferentes perspectivas.

Las pautas de nuestra política de calidad y el proyecto iniciado en el año 2009 para eliminar las restricciones físicas –con una prevalencia actual del 11.87 siendo másprevenir caídas en ancianos del 90 %, barandillas en las camas- para que los mayores disfruten de mayor libertad de movimientos y autonomía, nos llevó a solicitar una ayuda económica, a través de la subvención del IRPF, para adquirir 9 camas especiales que permiten la posibilidad de bajarlas hasta una altura de 21 cm. desde suelo. Con esta elevación las lesiones derivadas de la caída deberían ser mínimas, incluso inexistentes.

De forma paralela se implantaron sistemas absorbe impactos portátiles en los laterales de las camas disminuyendo, aún más, las lesiones derivadas y un sistema de control visual que vigila a los residentes mientras duermen cada 35 minutos con el fin de corregir situaciones de riesgo.

Los resultados: un ligero aumento de las caídas pero un importante descenso de las lesiones derivadas han sido tan positivos que nos animan a extender las medidas de forma general en todo centro.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone